Método fácil y rápido para ser poeta, volumen II

Travesía. Elsa López (Poesía Hiperión 2006)


Allí el campo se abre,
se extiende por las manos,
se hace olor a tinajas y a tierra cosechada.
Allí es la luz y el aire por cuartos y azoteas.
Allí Paula presiente el paso de las nubes,
con la inquieta certeza de las aves.
[...]



Casa

Casa
Casa (Foto, Berna)

domingo, 23 de noviembre de 2014

Tumores: La tristeza

La tristeza pese a todo, crece como un tumor de histología difícil en forma de grandes racimos. Se extiende con preferencia desde la curvatura mayor del estómago a pericardio, con frecuentes metástasis en el lóbulo temporal. Se replica en las células que contienen millones de mariposas. Algunos estudios apuntan a los recuerdos como principal causa, seguidos de la soledad y de la consciencia del paso del tiempo sobre un miocardio roto, quebradizo y seco. La magnitud exacta es desconocida. La mayor proporción de casos se encuentra entre las personas capaces de atravesar las horas y llegar al espacio vacío de tiempo, cuyas esquinas onduladas y oscuras apenas contienen una sola imagen bien definida de lo que ya ha ocurrido, pese a seguir presente el momento. En ese espacio de elegía, nacen las historias mas hermosas, aunque muy pocas son ciertas. Se encuentra el valor; en realidad es el valor el continente en el que, en un intento desesperado de remisión, surgen despacio las lágrimas, llenándose con restos de mar y caracolas. Éstas, regresan por los caminos, en forma de racimo que traza el tumor, hasta la comisura de los ojos, donde, tras un colapso insoportable de los segundos, se inundan por dentro de luz para salvar, durante el tiempo que tarda la lluvia en caer, la vida detenida del enfermo. Existen multitud de causas en estudio. Ningún trabajo es aún concluyente.


Deja que te bese en la frente
quiero que respires
no soporto ese brillo de escamas
y esa boca buscando el mar
en medio de la nada.

Bibliografía:

1 A veces viene la tristeza ( Jose Angel Valente. Punto Cero.)
2 Horas de melancolía (Cavafis 1895)
3 Nueche de quema (Berta Piñan. Noches de inciendio 1985-2002)

No hay comentarios:

Publicar un comentario