Método fácil y rápido para ser poeta, volumen II

Método fácil y rápido para ser poeta, volumen II, Pre-Textos/poéticas, mayo 2016



{...} La poesía necesita de la pintura y de la música, porque no es autosuficiente. El poeta recoge cosas de todas partes, aunque no como coleccionista. Hace mosaicos y tapicerías; tiene la función de integrar el mundo en el poema.


Jaime Jaramillo Escobar

Casa

Casa
Casa (Foto, Berna)

domingo, 26 de febrero de 2017

Poema invisible

Foto, Berna
                                                                                               

                                                                                                 HAY luz dentro de la sombra, cunde
                                                                                                 la centella bajo alas inmóviles.
                                                                                                 
                                                                                                 Son mortales las médulas
                                                                                                 ocultas en la luz.

                                                                                         ANTONIO GAMONEDA (Arden las pérdidas)                                                                        

Narrar el espacio que transitan los insectos hacia la luz conmovedora, indescriptiblemente bella, podría resultar intranscendente si no fuera porque su presencia aviva los sentidos y aminora los latidos de las ideas alborotadas, inquietas, escondidas como una muchedumbre silenciosa tras las pupilas. Ese espacio nítido en su transparencia, acaricia en una discreta danza, como un balanceo leve, una vibración, un temblor que brota en la superficie. Hay un trecho hacia la luz de todas las cosas que viene a mostrarse tras empaparse en la oscuridad de las raíces. Huele a camino vertical, a fuerza exenta de límites y medida certera. Brota en el zaguán de las sombras y recorre el discernimiento de la vida. La acompaña. Envuelve el movimiento de los pájaros que lo atraviesan siempre en busca del otro lado: la mas absoluta oscuridad, la ausencia, la materia endurecida, sólida, la dilución de los perfiles, de las fronteras.
Un espacio ingrávido, ligero,
apenas perceptible
si no fuera
por esta blancura sin fin
la cadencia en los signos

                       de todos los poemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario