Método fácil y rápido para ser poeta, volumen II

Travesía. Elsa López (Poesía Hiperión 2006)


Allí el campo se abre,
se extiende por las manos,
se hace olor a tinajas y a tierra cosechada.
Allí es la luz y el aire por cuartos y azoteas.
Allí Paula presiente el paso de las nubes,
con la inquieta certeza de las aves.
[...]



Casa

Casa
Casa (Foto, Berna)

domingo, 23 de agosto de 2009

reflexión


Y si pudiéramos perseguir la última ráfaga de luz sobre el mar, antes de cerrar los ojos, con la valiosa sensación de que ya nada podrá lastimarnos. Si consiguiéramos atrapar la sombra del primer beso que nos rozó la piel y esconderla entre las manos para no sentir el filo íntimo de esa pena que nos hace girar ciegos la esquina que todo lo concluye. Si antes de explicarle al corazón que ya no debe seguir latiendo, que debe vaciarse como un aljibe roto en medio del desierto. Si consiguiéramos por un momento detenernos para contemplar el mas pequeño de los recuerdos, la mas insignificante palabra que nos quedó impresa en la memoria. Si alzando los brazos a la nada pudiéramos encontrar un abrazo mas. Ninguno de aquellos a los que miré a los ojos tras ese último instante escondería el reflejo metálico de una paralizada tristeza y no recordaría con nitidez el miedo, como una serpiente entre las manos.


mis dedos cerraron sus párpados
y olvidaron al instante
su textura
y la certeza de haber tocado
la herida en el costado
que esconde la muerte.

2 comentarios: