Método fácil y rápido para ser poeta, volumen II

Travesía. Elsa López (Poesía Hiperión 2006)


Allí el campo se abre,
se extiende por las manos,
se hace olor a tinajas y a tierra cosechada.
Allí es la luz y el aire por cuartos y azoteas.
Allí Paula presiente el paso de las nubes,
con la inquieta certeza de las aves.
[...]



Casa

Casa
Casa (Foto, Berna)

lunes, 24 de octubre de 2011

Convocatoria

Aparecen convocados sin previo aviso. Son como lanzas certeras al centro mismo del dolor. Sombras evanescentes de otro tiempo. Todo cambia su sentido. Amanece trabajosamente el horizonte plomizo en este mes de octubre. El mar envejece en la orilla ante los ojos oscuros de las gaviotas. Hay en el aire un peso en llamas que consume tiempo y oxígeno en cada inspiración. Tan poca paz sobre las olas. Son lentas las horas en el recuerdo, como pequeños fotogramas sin diálogo preciso, apenas llegas a leer los labios de quien se fue hace siglos. El ritmo del pasado mece los latidos a su antojo y canturrea lágrimas en las puertas de tus ojos. Y por mas que retrocedes en la memoria, no encuentras el momento preciso que ahora te atormenta. Esa sensación de historia milenaria sobre los hombros, de camino demasiado largo para una sola vida. Y todo se vuelve pequeño, todo lo vivido, tan minuciosamente. Miles de horas de arena queriendo cruzar el mar sin jamás llegar al otro lado... eso es: la vida no dibuja una recta, tan solo y llena de miedo, traza leve, un bucle infinito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario