Método fácil y rápido para ser poeta, volumen II

Travesía. Elsa López (Poesía Hiperión 2006)


Allí el campo se abre,
se extiende por las manos,
se hace olor a tinajas y a tierra cosechada.
Allí es la luz y el aire por cuartos y azoteas.
Allí Paula presiente el paso de las nubes,
con la inquieta certeza de las aves.
[...]



Casa

Casa
Casa (Foto, Berna)

domingo, 1 de enero de 2017

El revés de la nieve




La nieve era oscura.
Los copos desiguales venían hacia mi desde algún punto imposible, sombras haciendo contraluz sobre la hechicera blanca. La nieve era gris cuando se precipitaba diseminada y frágil entre espacios de silencio luminosos, formaba copos inquietos en el viento o amansados y verticales, mecidos en la ligereza del vacío, del aire desprovisto de su esencia. Era oscura y descendía sobre mis manos cubiertas de lana, la luz de la hechicera atravesaba entonces la brevedad insólita de la alegría y brillaba blanca sobre las hebras de colores entre mis dedos. La nieve, descubrí, tenía otro lado, un revés brillante y puro, una glacial ternura evaporada que respiraba, una blancura que solo podía ser obra de la magia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario